¿Descansar ahora y pagar después?

Publicado el 14 de enero de 2013

Ya pasaron las fiestas de fin de año y algunas personas terminaron de dar abrazos y empezaron a planificar sus vacaciones, pero con el alza de las bencinas y de los peajes el presupuesto muchas veces no alcanza. Por esa razón, la aparición de publicidades, ofertas de créditos y avances en efectivo muchas veces son vistos como la solución para financiar unas buenas vacaciones.

Sin embargo hay algunos datos que debe considerar antes de tomar una decisión:

  • Ojo con los mensajes: Muchas veces los créditos se ofrecen con frases gancho que hacen que las ofertas parezcan razonables y justas, pero es necesario que ponga en contexto todo lo que lea, vea o escuche. No hay que olvidar que solo hay que endeudarse analizando cada una de las variables del ingreso familiar porque todo tipo de endeudamiento tiene un costo que debe asumir.
  • El que diga "oferta" no significa que hay que comprarlo: Antes de tomar un crédito es necesario pensar y saber para qué se quiere el dinero. Con eso en claro, se puede dar el siguiente paso que es primero evaluar y luego solicitar el crédito que escogimos.
  • Cada crédito tiene un costo: Normalmente resulta difícil determinar el monto final de un crédito, por eso hay que calcular bien todos los costos. Los avances de efectivo tienen asociada una comisión adicional, distinta de la que se paga por la mantención del producto, sin contar con los intereses que se pagarán por el préstamo. En el caso de los créditos de consumo debe fijarse en el costo total del crédito, porque incluye todos los conceptos por los que está pagando, tales como intereses y seguros. Compare el CAE* de cada lugar en el que pregunte y así, una vez que tenga toda la información, tómese un tiempo para pensar con calma en las opciones.
  • Infórmese y lea con calma: No basta con saber los costos. Esos papeles que firma y normalmente no lee, contienen todos los derechos y obligaciones de las partes. Léalos cuidadosamente, idealmente con la anticipación suficiente para que pueda consultar allí mismo sus dudas. No firme antes de aclararlas. Existen muchas obligaciones adicionales al pago de las cuotas.
  • Proyecte: no basta con pensar en la forma en que se financiaran las vacaciones sino los gastos que vienen inmediatamente después de ellas.

Los créditos son una herramienta útil, considere que debe incluirlos en su presupuesto mensual o anual y, finalmente, conocer el costo, derechos y obligaciones que asume. Siguiendo estos consejos, podrá pedir un crédito adecuadamente y pasar unas buenas vacaciones sin pagar de más.

Si aún tiene dudas, viste el Simulador de Créditos de Consumo.

Otros sitios de SBIF

  • BancaFacil.cl Sitio educativo de SBIF
  • SBIF.cl Sitio de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras