Pasa un buen 18 sin pagar de más

Publicado el 13 de septiembre de 2012

Falta muy poco para que llegue el asado, la cueca y la alegría del 18 de septiembre, pero con ellas llegarán las publicidades y ofertas de créditos y avances en efectivo. Si piensas celebrar en grande y financiarlo con un crédito de consumo o avance en efectivo, queremos entregarte un par de datos antes de que tomes una decisión:

  • Cuidado con los mensajes. Aunque parezca razonable y justo lo que leas, veas o escuches, tienes que poner las cosas en contexto. Si te dicen que “mereces pasar un buen 18” o que “nada puede faltar para hacer feliz a tu familia en estas fiestas” aunque válido, no necesariamente debe implicar tomar un crédito o pedir un avance en efectivo. Recuerda endeudarte por las razones correctas ya que todo tipo de endeudamiento tiene un costo que debes asumir.
  • Si dice "oferta" no significa que tienes que comprarlo. La mayoría de las veces pensamos que esta “oferta” es una oportunidad que no podemos perder. Sin embargo, el peor error es tomar un crédito que no necesitamos, ya que malas decisiones financieras pueden involucrar grandes costos. No tomes decisiones crediticias sin verificar que tu presupuesto te permita cargar con la nueva responsabilidad que estás asumiendo.
  • Los créditos tienen un costo. Calcula los costos, normalmente no tenemos certeza del monto exacto. Los avances de efectivo tienen asociada una comisión adicional, distinta de la que se paga por la mantención del producto, sin contar con los intereses que se pagarán por el préstamo. En el caso de los créditos de consumo debes fijarte en el costo total del crédito, porque incluye todos los conceptos por los que estás pagando, tales como intereses y seguros. Una vez que preguntes y compares, tómate un tiempo para pensar con calma en las opciones.
  • Infórmate. No basta con saber los costos. Esos papeles que firmas y normalmente no lees, contienen todos los derechos y obligaciones de las partes. Léelos cuidadosamente, idealmente con la anticipación suficiente para que puedas formular tus dudas. No firmes sin aclararlas. Existen muchas obligaciones adicionales al pago de las cuotas.

Los créditos son una herramienta útil en la medida que los pidas por buenas razones, que los incluyas en la planificación de tu presupuesto y, finalmente, que conozcas los costos, derechos y obligaciones que asumes. Hazlo adecuadamente y pasa unas buenas fiestas sin pagar de más.

Otros sitios de SBIF

  • BancaFacil.cl Sitio educativo de SBIF
  • SBIF.cl Sitio de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras