¿Convienen las compras en cuotas con tarjeta de crédito?

Publicado el 31 de enero de 2013

Normalmente tener una tarjeta de crédito implica el pago de una comisión de mantención. Si además se usa para realizar compras en cuotas se pagarán intereses. Sin embargo, muchas ofertas hablan de no pagar intereses a pesar de comprar en cuotas. ¿Qué debe considerar a la hora de usar la tarjeta de esta forma?

No confundamos. Los descuentos en el precio son distintos al no pago de intereses.

Existen descuentos en el monto de la compra. Se produce cuando reducen el valor total del producto o servicio. Si el descuento lo entrega el comercio, tiene que reflejarse en el monto de la operación inmediatamente, por ejemplo, la reducción de un 20% del precio por comprar con la tarjeta de la tienda, es ese valor menor el que debe aparecer en el dispositivo. Si el descuento lo entrega el banco para los consumos en comercios afiliados a una campaña, normalmente el precio definitivo aparecerá en el estado de cuenta y no en el dispositivo empleado para concretar la transacción.

No exageremos. Comprar en cuotas sin intereses debe ir de la mano con el presupuesto. Hay compras en cuotas sin intereses que entregan las tarjetas de crédito. Algunas tarjetas tienen la modalidad de 3 cuotas precio contado dando 1/3 del valor en forma anticipada. Otras tarjetas trabajan con 3 cuotas precio contado y sin ese abono inicial. Adicionalmente los bancos ofrecen otras promociones por compras en 6, 12 ó 24 cuotas sin interés.

En este último caso hay que tener claridad en las condiciones de la promoción. Es vital fijarse en la fecha de comienzo y termino de la promoción, montos tope que pueden emplearse para aprovechar la oferta, bienes o servicios incluidos en la oferta o comercios adheridos. Es decir, hay que entender cómo funciona la promoción y leer la letra chica porque ninguna oferta es ilimitada.

Adicionalmente no debe perderse de vista el presupuesto. Muchas personas compran todo a 24 cuotas sin intereses pero no necesariamente es buen negocio si consumen cosas que no necesitaban, si consumen más de lo que me permite su presupuesto, o si pagan las cosas que adquieren por más del tiempo necesario, ya que al extender el plazo también se extiende innecesariamente el tiempo que mantiene compromisos y obligaciones con el banco.

No hay que olvidar que siempre están las comisiones distintas de la omisión de mantención y que los intereses son sólo una de las tantas cosas que deben considerarse al manejar compras con tarjeta de crédito.

Si aún tiene dudas, viste las recomendaciones sobre tarjetas de crédito.

Otros sitios de SBIF

  • BancaFacil.cl Sitio educativo de SBIF
  • SBIF.cl Sitio de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras