Dinero fácil, rápido y... ¿caro?

Publicado el 16 de septiembre de 2010

Antes de realizar un avance en efectivo cotice las mejores opciones.

Son muchas las alternativas que tiene al alcance para financiar sus gastos. Algunas de ellas le permiten contar con dinero en forma instantánea, en cambio otras, por tratarse de productos nuevos, demandan gestiones, entrega de antecedentes y espera.

Las tarjetas de crédito pueden servir para estos fines, con ellas no sólo puede comprar bienes y servicios, sino que, dependiendo del tipo de tarjeta que posea, puede acudir a cualquier cajero automático o tienda y sacar dinero sin mayores inconvenientes.

De esta forma, pedir dinero prestado deja de ser un trámite engorroso, para transformarse en una vía que permite acceder en forma inmediata al dinero que se necesita, sin tener que tomar contacto con el ejecutivo, enviar antecedentes, firmar papeles o pedir permiso en el trabajo puesto que puede hacerlo fuera del horario de oficina y sin tener que esperar respuesta.

¿Cómo pueden dar crédito así de fácil?

Cuando le entregan la tarjeta de crédito, usted firma varios documentos entre los que se encuentran el contrato, el pagaré, etc., previo a ese momento las entidades evaluaron todos sus antecedentes y aprueban un monto de dinero que estará a su disposición cuando decida utilizarlo. Adicionalmente, parte de ese cupo queda disponible para que Ud. realice avances en efectivo.

¿Preparado para sacar dinero y tener un 18 de septiembre bien zapateado?

Si está determinado a pedir dinero de una forma más cómoda; si está mirando detenidamente todas sus tarjetas bancarias y de casas comerciales pensando cuál ocupar, ponga atención porque hay costos involucrados. Aquí entregamos algunos datos que le pueden ayudar a decidir.

1. Considere que está pidiendo un préstamo, por tanto pagará intereses.

Asegúrese de conocer con exactitud cuánto le va a costar pedir prestado. Averigüe la tasa que cobrarán, puesto que no necesariamente va a ser la misma que le aplican cuando realiza compras. Revise su estado de cuenta.

2. Tenga presente que está utilizando un servicio adicional de la tarjeta, lo que significa que puede pagar un valor extra, distinto de la comisión de mantención.

Asegúrese de conocer el monto de la comisión que le cobrarán por ese servicio, cosa que no es tarea fácil porque todas cobran diferentes valores por avance. Algunas no cobran comisiones, pero siempre es bueno aclarar las condiciones que debe cumplir.

Si ya averiguó, sumó y restó, no se relaje; aún le queda trabajo por hacer.

Ahora que sabe cuál de las tarjetas que tiene le conviene más para hacer ese avance en efectivo y que sabe cuánto le va a costar sacar el dinero, debe tener presente además que:

  • Cuando realiza estos avances por cajero automático, hay un tope máximo diario que puede sacar, si desea un monto superior deberá realizar varios giros y en la mayoría de los casos le cobrarán por cada transacción.
  • No pierda de vista su presupuesto, defina cuánto puede destinar al pago mensual de la tarjeta e incluya los montos que debe pagar por avances en efectivo, para que pueda pagar siempre el total facturado del mes.
  • Recuerde que si realiza un avance y no pacta su pago en cuotas, deberá pagar todo al mes siguiente, en la fecha de facturación. Saque bien sus cuentas y verifique que pueda pagar el total facturado del mes, de lo contrario puede que sólo le alcance para pagar el monto mínimo, lo que tiene un costo que seguramente no consideró cuando realizó el avance.
  • Si tiene dificultades para averiguar estos costos y sacar los cálculos, consulte en la entidad, ella debe asesorarle y explicarle en forma clara. Si esto no ocurre o le entregan mala información, tome las medidas necesarias, no premie el trabajo mal hecho.

En todo caso siempre puede acudir a la Superintendencia de Bancos para que podamos asesorarle, sea consultando en nuestra página Web, llamando a nuestro Call Center al número 600 46 46 000 o visitándonos en Bandera 92 Santiago Centro.

En definitiva: ¿Qué pensar de los avances en efectivo?

Es dinero al instante, fácil y rápido como nos gusta que sean las cosas, lo que los hace una atractiva manera de obtener un crédito. Pero también debe considerar aspectos que no resultan tan seductores como son la tarea de presupuestar, preguntar, calcular y evaluar si conviene sacarlo de acuerdo a nuestras necesidades. Es necesario hacer este balance para que su decisión sea un acierto y no un desatino; para que sea una opción económica y no termine pagando las ganas, pero de eso sin duda el avance no tiene la culpa.

Si está pensando en saltarse el trabajo pesado mire cuánto puede costarle y quizás termine dejando algunas tarjetas en casa para este 18 de septiembre.

Otros sitios de SBIF

  • BancaFacil.cl Sitio educativo de SBIF
  • SBIF.cl Sitio de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras