No es una cuenta de ahorro, no es una cuenta corriente, ¡es una cuenta vista!

Publicado el 05 de noviembre de 2010

Hoy en día es muy común que las empresas depositen las remuneraciones de los trabajadores en una cuenta vista.

Gracias a los convenios que suscriben las empresas con los Bancos, el trabajador pasa a ser cliente mediante este producto que puede manejarse sin costo alguno o con un costo muy bajo para su titular, pero aprovechando todos sus beneficios. También es frecuente que un cliente con cuenta corriente pida una cuenta vista para un familiar, de esa manera es más fácil entregar una mesada por ejemplo. Otra posibilidad es abrir la cuenta como producto único.

La cuenta vista es una herramienta ideal para administrar el dinero, es mucho mejor que guardarlo en casa, es más seguro y muy práctico. En ella se pueden hacer todos los depósitos y giros que necesite siempre que existan fondos disponibles, la mayoría de las cuentas vista permiten realizar operaciones a través de Internet, pero además, vienen asociadas a una tarjeta de débito con la que se puede operar en cajeros automáticos y pagar en el comercio.

Se diferencian de las cuentas de ahorro porque estás últimas en su mayoría tienen un número limitado de giros. Se diferencian de las cuentas corrientes porque no utilizan cheques. Por último, la mejor de las diferencias es el precio! Normalmente la cuenta vista es la opción más económica para administrar su dinero.

Cosas que debe tener presente...

Recuerde que si la cuenta vista es obtenida gracias a su condición de trabajador en una empresa y ese vínculo termina, su relación con el Banco se mantiene, porque no deja de ser cliente. Sin embargo, en estos casos los costos de mantención del producto pueden variar porque ya no es beneficiario del convenio firmado por el empleador y el banco.

Si es beneficiario del convenio firmado entre el Banco y la empresa para la cual trabaja, asegúrese de conocer cómo funciona el producto y qué cosas pueden generar cobros adicionales.

Recuerde que normalmente en estos contratos el cliente autoriza a que se descuente de los montos disponibles en la cuenta vista, cualquier suma adeudada al Banco, por tanto, para evitar sorpresas, es necesario que entienda lo que firma.

¿Cómo cierro una cuenta vista?

Basta que lo decida y manifieste esa decisión al Banco. Siempre es conveniente comunicarlo en forma escrita y conservar una copia timbrada por el Banco, como comprobante. Sin embargo, si contrató pagos automáticos con cargo a la cuenta que se pretende cerrar, es recomendable ponerles término en forma previa.

Si es el Banco quien decide cerrar la cuenta vista, debe enviarle un aviso en tal sentido. Esto normalmente ocurre cuando el producto no ha sido utilizado en mucho tiempo y además no dispone de fondos. Para evitar inconvenientes, cierre los productos que no ocupa, recuerde que mientras estén abiertos pueden generarse comisiones por mantención.

Este producto es cada vez más común

En la actualidad existen más de 9 millones de cuentas vista para personas naturales. A continuación se presenta la evolución del número de cuentas vista desde el año 2005.

Cuentas_Vistas

 

Otros sitios de SBIF

  • BancaFacil.cl Sitio educativo de SBIF
  • SBIF.cl Sitio de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras