¿Que se debe tener en cuenta al pedir un crédito?

Publicado el 1 de marzo de 2017

¿Cómo hacer que marzo sea sólo otro mes y no un momento que pone a prueba las finanzas personales? Acá van algunos consejos.

Marzo es un mes que se asocia a los mayores gastos derivados del comienzo de año: educación, permiso de circulación y los mayores gastos producidos durante las vacaciones. Por lo mismo, muchas personas consideran la posibilidad de solicitar un crédito para pasar el mes y aprovechar para organizar de mejor manera sus las finanzas personales.

Hay que considerar que los créditos de consumo son una gran herramienta si se planifica cómo va a ser utilizado el dinero que se obtiene por esa vía; sin embargo, pueden convertirse en un dolor de cabeza si no se hace el ejercicio de ver cómo se va a pagar durante todo el tiempo que dure esa obligación.

Por lo tanto, y entendiendo que el crédito se solicita por motivos reales y no sólo porque hay una buena oferta, lo que se debe revisar es si el presupuesto mensual permite pagar la cuota que se está comprometiendo, por el período que dura el crédito. 

En este sitio se ofrece una calculadora de cuánto puede pedir de acuerdo a lo que se quiere pagar, que ayuda a darse cuenta de qué montos estamos conversando, respecto del monto total que se está solicitando.

Muy importante: cotizar

Una vez que se tiene claro ese paso, corresponde cotizar en varias instituciones, ya que tal como en otro tipo de productos, hay diferencias de precio importantes. Además, dependerá de los ingresos personales y la historia anterior de pago, lo que dichas entidades puedan ofrecer en términos de monto prestado, tasa de interés y los otros gastos que se incluyen en un crédito. En este sentido, hay que tener en cuenta que los seguros asociados a los créditos de consumo son regulados por la Ley Nº 20448 (artículo 8).

Para comparar entre las diferentes ofertas, hay que mirar el Costo Total del Crédito (monto de cada cuota pactada multiplicado por el número de cuotas) ya que incluye todos los conceptos por los que estás pagando, tales como intereses y seguros. También se debe cotejar la Carga Anual Equivalente (CAE) que es un porcentaje que ayuda a ver qué crédito con características similares es más barato. En ambos casos, mientras menor es el número o el porcentaje, es mejor.

Finalmente, al encontrar la mejor combinación de monto y plazo que se adapte al presupuesto, hay que leer todos los papeles que nos presentan antes de firmar. Esos documentos contienen todos los derechos y obligaciones de las partes. Leer cuidadosamente, idealmente con la anticipación suficiente para que puedas formular las dudas, ahorra problemas. No firme sin aclarar las interrogantes que surjan.

Por último hay que decir que mientras más información tenga antes de decidir, mejor será la decisión.

Otros sitios de SBIF

  • BancaFacil.cl Sitio educativo de SBIF
  • SBIF.cl Sitio de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras