Llegada de marzo: cuando los pagos superan el presupuesto

Publicado el 07 de marzo de 2013

Se acabaron las vacaciones, ya no hay más playa, ni descanso. Se reinicia la jornada laboral, el colegio, la universidad. Y con ello deben asumirse muchos pagos que hacen que las familias se vean obligadas a buscar alternativas para poder realizarlos o para reestructurar las deudas que ya poseen y así hacerle frente a estos nuevos gastos.

¿Cómo decidir cuándo tomar un crédito de consumo? ¿Qué elementos hay que considerar para tomar la mejor opción? Para poder ayudarlo a tomar una buena decisión, le entregamos a continuación algunos tips que le ayudarán a no cometer errores.

  • Tenga claro el monto que necesita. Aunque resulta obvio, muchas veces estas operaciones se basan en la intuición y no en una proyección seria de los recursos que se necesitan, por ejemplo, sin saber efectivamente cuánto es lo que necesito o cuánto es lo que debo en el banco.
  • Las facilidades de pago no son gratis. Si toma meses de gracia o de no pago debe considerar estos costos. Si no los necesita, no los tome.
  • Pacte las cuotas necesarias. Pactar una cuota pequeña tiene un costo. Es necesario tener una idea clara de las cuotas que se necesitan considerando el presupuesto antes de salir a cotizar. Si quiere saber cuánto puede pedir ingrese a esta herramienta:¿Cuánto puedo pedir?
  • Fíjese en la tasa que le ofrecen. Mientras más lejos esté de la Tasa Máxima Convencional, mejor es el negocio que está realizando, puede consultar la Calculadora de Tasa Máxima Convencional
  • La tasa no basta. Fíjese en la CAE (Carga Anual Equivalente); este porcentaje incluye todos los otros cobros que están asociados al crédito y que la tasa no incluye.
  • Pedir un crédito para pagar deudas debe ser siempre el plan B. Cuando piense si realmente necesita un nuevo crédito, considere por ejemplo si ahorrar en algunos ítems un par de meses para poder realizar los pagos necesarios es insuficiente, entonces buena idea tomar un nuevo crédito o renegociar todas sus deudas.

Contratar un crédito no es una decisión que pueda tomarse a la ligera. El tomar esa decisión, afecta al presupuesto familiar. Si los créditos se manejan con responsabilidad pueden ayudarnos a crecer, pero si su contratación responde a decisiones irreflexivas puede tener un efecto contrario.

Para mayor información visite la sección de créditos de consumo del sitio ClienteBancario.cl.

Otros sitios de SBIF

  • BancaFacil.cl Sitio educativo de SBIF
  • SBIF.cl Sitio de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras