Cuentas Corrientes

Imagen relativa a cuentas corrientes

La cuenta corriente bancaria es un contrato de confianza en virtud del cual el cliente deposita en el Banco la cantidad de dinero que desee y recibe a cambio cheques que puede entregar para pagar productos o servicios que adquiera.

De esta forma, el titular de la cuenta corriente podrá girar esos cheques hasta por un valor que en total no supere las cantidades depositadas previamente en el Banco, o los montos disponibles en la línea de crédito si la tuviere.

Infórmse acerca de cómo abrir una Cuenta Corriente, requisitos que debe cumplir, deberes y derechos.

Infórmese de los pasos que debe realizar para cerrar una cuenta corriente, dónde hacerlo y qué papeles presentar.

Tener una Cuenta Corriente significa una serie de gastos que deben realizarse entre comisiones e impuestos.

Hay diferentes tipos de cheque los que se identifican por las marcas y las firmas que se realizan sobre ellos.

 

Costos de una Cuenta Corriente

  1. 1

    ¿Qué gastos significa tener una Cuenta Corriente?

    Los bancos se encuentran autorizados por ley para cobrar comisiones por las cuentas corrientes bancarias, pudiendo fijar libremente el monto y oportunidad de cobro, siempre que informen anticipadamente a los clientes de esta circunstancia, especialmente cuando se trate del establecimiento de comisiones o del incremento de las ya existentes, a fin de que éstos puedan resolver sobre la conveniencia de continuar utilizando tales servicios bajo las nuevas condiciones.

    En todo caso, los planes de cobro de comisiones que fijen los bancos no pueden contener discriminación alguna entre clientes que se encuentren en igual situación, pudiendo aplicarse sólo después de que sean comunicados por escrito a los titulares de cuentas corrientes. Esta comunicación es generalmente dirigida al domicilio que el cliente tiene registrado en el banco, por lo que resulta conveniente mantenerlo actualizado.

    En consecuencia, tener una cuenta corriente implica costos asociados a su mantención, cuyo valor generalmente depende del saldo promedio que tenga la cuenta.

    Adicionalmente, son cargadas a la cuenta corriente comisiones asociadas a la contratación de otros productos como la Tarjeta de Débito que le permite girar dinero del cajero automático y hacer pagos; la Línea de Crédito que genera comisiones por apertura y renovación, en la que normalmente el cliente contrata voluntariamente un seguro de desgravamen.

    Finalmente, pueden generarse cobros relacionados con servicios especiales prestados por el Banco, tales como solicitud de cartolas adicionales, envío de talonarios a domicilio, copias de cheques, etc.

    Más información en:

    • El punto 5 del Título II del Capítulo 2-2 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF
    • DFL Nº 707 sobre "Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques".
  2. 2

    ¿Qué es el sobregiro de una Cuenta Corriente?

    Los sobregiros en una cuenta corriente bancaria corresponden a todos aquellos giros efectuados en la cuenta sin que existan fondos disponibles, constituyendo, por lo tanto, créditos que el banco concede al cliente.

    Estos sobregiros pueden obedecer a una modalidad de crédito previamente acordada con el titular de la cuenta corriente (sobregiros pactados), o bien, pueden originarse por una contingencia o una operación especial, sin que al cliente le asista un derecho contractual para sobregirar la cuenta y por la sola voluntad del Banco (sobregiro sin pacto previo).

    De esta forma si una persona gira un cheque y no tiene fondos en su cuenta corriente, pero posee una línea de crédito, el Banco pagará el cheque gracias a que existe un sobregiro pactado. Ahora bien, si el cuentacorrentista no cuenta con un saldo disponible en la cuenta ni una línea de crédito, o bien, la tiene ocupada en su totalidad, el banco puede decidir pagar el cheque autorizando un sobregiro no pactado o protestar el cheque.

    Más información en:

    • Capítulo 8-1 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF sobre el Sobregiro en cuenta corriente bancaria.
    • Capítulo 1-20 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF sobre Intereses y Comisiones. Principios y criterios para la aplicación de su cobro.
    • Punto 8 del Título II del Capítulo 2-2 de la Recopilación Actualizada de Normas de SBIF sobre Cuentas corrientes bancarias y cheques.
    • DFL Nº 707 sobre "Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques".
  3. 3

    ¿Qué tipo de impuesto afecta el uso de la cuenta corriente?

    Gracias a una modificación introducida mediante la Ley 20.291 del 15 de septiembre de 2008, que comenzó a regir a contar del 01 de Octubre de 2008, quedaron exentos de impuesto la emisión de cheques, los giros por cajero automático, las transacciones electrónicas o transferencias de fondo se hagan con cargo a la cuenta corriente.

    Sin embargo, el Decreto Ley Nº 3.475 publicado el 04 de septiembre de 1980 y que es el que crea el Impuesto de Timbres y Estampillas, mantiene el impuesto correspondiente al protesto de cheques por falta de fondos. En este sentido, se debe pagar un impuesto correspondiente al 1% del monto del cheque, con un mínimo de $2.722 y con un máximo de una unidad tributaria mensual.

Otros sitios de SBIF

  • BancaFacil.cl Sitio educativo de SBIF
  • SBIF.cl Sitio de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras